Quién me iba a decir a mi que con 33 años me aficionaría a jugar con muñecas...
Nunca me gustaron demasiado las muñecas. En casa había una o dos Barbies pero ningun muñeco-bebé. Tuve una Chabel y tres My Little Pony. Me gustaba jugar con construcciones de Tente y los clics de Playmobil. Disfruté con el tragabolas y nunca me regalaron el Mister Potato.
Ahora, descubrí las Blythes y poco a poco, las muñecas de resina. Qué vicio! Es muy peligroso a mi edad...

dilluns, 17 de gener de 2011

Trabajando en una nueva nena

Hace tiempo que la tengo en casa en espera de inspiración. Con el embarazo, he estado unos meses sin ganas de nada: ni de customizar, ni de tocar a mis muñecas, ni de salir... Ahora parece que me encuentro mucho mejor y que vuelven esas ganas de coger los pasteles, los acrílicos y trabajar en algo.
Esta es la primera prueba de maquillaje. No me acaba de gustar, así que la lijaré y volveré a empezar! Espero poder mostrar el resultado dentro de pocos días. Luego, vendrá el pelo. Voy a probar a coser pelo mechón a mechón. A ver qué sale!


Hoy también me he lanzado a comprar nuevo pelo para Lili Fog. Espero que no tarde en llegar y poder ver cómo le sienta...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada