Quién me iba a decir a mi que con 33 años me aficionaría a jugar con muñecas...
Nunca me gustaron demasiado las muñecas. En casa había una o dos Barbies pero ningun muñeco-bebé. Tuve una Chabel y tres My Little Pony. Me gustaba jugar con construcciones de Tente y los clics de Playmobil. Disfruté con el tragabolas y nunca me regalaron el Mister Potato.
Ahora, descubrí las Blythes y poco a poco, las muñecas de resina. Qué vicio! Es muy peligroso a mi edad...

divendres, 14 de gener de 2011

Sebastian's Voodoo

Me encantan los cortos y las películas de animación. Perderme por YouTube es una forma de conocer artistas muy buenos en esta materia. Os dejo uno que me ha gustado un montón.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada