Quién me iba a decir a mi que con 33 años me aficionaría a jugar con muñecas...
Nunca me gustaron demasiado las muñecas. En casa había una o dos Barbies pero ningun muñeco-bebé. Tuve una Chabel y tres My Little Pony. Me gustaba jugar con construcciones de Tente y los clics de Playmobil. Disfruté con el tragabolas y nunca me regalaron el Mister Potato.
Ahora, descubrí las Blythes y poco a poco, las muñecas de resina. Qué vicio! Es muy peligroso a mi edad...

dilluns, 1 de novembre de 2010

Citrus Clementine

Hoy os presento a Citrus. Es la primera custom que me compré. Me enamoré cuando la ví. A mi las muñecas rubias nunca me han llamado mucho la atención. Nunca tuve muchas Barbies, sólo un par... y una Teresa (que es morena). No sé qué modelo de Blythe es porque su propietaria y customizadora no me lo dijo.
Es muy coqueta ella... Lleva un cuerpo Pure Neemo que tiene más formas femeninas que el cuerpo original de las Takara. Dobla rodillas y codos y tiene más posabilidad. Aunque también tiene sus defectos, y es que se salen los pies con mucha facilidad, hay que ponerle calcetines si no quieres perder un pie dentro del zapato.



1 comentari:

  1. Qué bonita! me encantan sus labios tan carnosos, y lo de las articulaciones tiene que dar mucho juego!
    muak

    ResponElimina