Quién me iba a decir a mi que con 33 años me aficionaría a jugar con muñecas...
Nunca me gustaron demasiado las muñecas. En casa había una o dos Barbies pero ningun muñeco-bebé. Tuve una Chabel y tres My Little Pony. Me gustaba jugar con construcciones de Tente y los clics de Playmobil. Disfruté con el tragabolas y nunca me regalaron el Mister Potato.
Ahora, descubrí las Blythes y poco a poco, las muñecas de resina. Qué vicio! Es muy peligroso a mi edad...

divendres, 21 d’octubre de 2011

Valentina, nueva muñeca!

Pues hace unos días que le pedí a Raquel (Tolé Tolé) si quería arreglar una nena que tenía medio empezada y muertita de risa en una caja... No tengo nada de tiempo con dos niños en casa!
Y me dijo que sí! Así entre sus ideas y las mías, nació Valentina. Es una muñeca hecha de pedacitos comprados aquí y allá, pero me gusta y la querré igual que las demás. Todavía no ha llegado a casa y tengo muchas ganas de achucharla. Qué os parece?





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada