Quién me iba a decir a mi que con 33 años me aficionaría a jugar con muñecas...
Nunca me gustaron demasiado las muñecas. En casa había una o dos Barbies pero ningun muñeco-bebé. Tuve una Chabel y tres My Little Pony. Me gustaba jugar con construcciones de Tente y los clics de Playmobil. Disfruté con el tragabolas y nunca me regalaron el Mister Potato.
Ahora, descubrí las Blythes y poco a poco, las muñecas de resina. Qué vicio! Es muy peligroso a mi edad...

dimecres, 22 de febrer de 2012

Comparte una buena causa

Please share by *Cactus*
Please share, a photo by *Cactus* on Flickr.
Conoce a Paula, una niña que necesita nuestra ayuda:

nenyadolls.blogspot.com/p/english-version.html

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada