Quién me iba a decir a mi que con 33 años me aficionaría a jugar con muñecas...
Nunca me gustaron demasiado las muñecas. En casa había una o dos Barbies pero ningun muñeco-bebé. Tuve una Chabel y tres My Little Pony. Me gustaba jugar con construcciones de Tente y los clics de Playmobil. Disfruté con el tragabolas y nunca me regalaron el Mister Potato.
Ahora, descubrí las Blythes y poco a poco, las muñecas de resina. Qué vicio! Es muy peligroso a mi edad...

dimarts, 14 de juny de 2011

Cosiendo vestidos... y esperando a que me ponga de parto!

Dentro de una semana salgo de cuentas pero mi ginecóloga dice que nacerá antes, así que me entretengo cosiendo vestidos que es una cosa que me relaja mucho. Tengo muchas ganas de verle la carita!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada